martes, 21 de febrero de 2006

ROLIN TON


Mick Jaguer, recien llegado desde Brasil.



Charlie Wats medita sobre que palillos va a usar.







Groupies reunidas a la espera de sus ídolos.



Las modelos que vinieron con la banda se asoman al balcón a saludar






La cultura "chabona" a pleno, desde temprano en las inmediaciones del estadio.














Varias generaciones reunidas.




Y al final cayó el chavo del ocho, que nada tiene que ver, pero es un buen personaje.
Star mi ap...

jueves, 16 de febrero de 2006

¡DE ACÁ!



Alberto Olmedo, tal vez mi generación no lo disfrutó tanto en vida pero lo habrá redescubierto miles de veces en las repeticiones de No toca botón o en las películas con el gordo Porcel entre otras.
Sin exagerar, creo que hace reir con el simple hecho de ver estas fotos con algunos de sus personajes.
Mañana en la esquina de de Callao y Brown van a inaugurar un monumento en su memoria, en otro recordatorio como la esquina que lleva su nombre.
No creo que a los de mi edad nos haya tocado tener a un humorista, tal vez llegamos a ver algo de Tato Bores, o personas que por momentos son graciosas, pero no lo que se llama capocómico.
Hoy en día lo tenemos a Pablo y Pachu, quienes aparentemente son graciosos..., pero buee en fin... ¡si no les tienen fe!.











lunes, 13 de febrero de 2006

ENCUESTA












¿QUÉ OPINAS DE LA PELÍCULA CORTOCIRCUITO?

"No la vi, willy"
(Fabian Bianchi)

"Es una mala introducción a la adolesencia"
(Mauro Andres Volpatti)

"Es monumental!!, más que nada cuando se enoja a la último y se hace una cresta!"
(Nicolas "Tito" Bacolla)

"Fue la precursora de tantas otras como Terminator II, Especies y Mingo y Anibal en la mansión embrujada."
(Francisco "Paquito" Cachan)

"Ja, ja. No la vi. Por qué?"
(Federico Martorell)

"Cortocircuito 1 o cortociruito 2?"
(Anibal "Bart" Saluzzi)

"Cable estas en pedo?"
(Facundo Javier Osia)

"Las dos son una poronga"
(Anibal "Bart" Saluzzi)

No sabe/ no contesta: Beltran Ruiz y Lucas Basadonna.

jueves, 9 de febrero de 2006

VICISITUDES DE UNA CHICA QUE QUIERE ESTUDIAR

Caro, solo quiere estudiar. A punto de presentarse a rendir el examen de ingreso para la carrera Ingeniería nos visitó en la oficina del Regatín, donde por obra y gracia del destino se topó con el Edu Peralta (es el padre de Fifito), quien le dio algunos consejos.

Caro hace un parate en su estudio, y escucha los consejos de Eduardo.






"Mi vieja quería que vaya al politécnico, insistía e insistía, no sé, quería que yo fuese ingeniero, al final en segundo año me terminé yendo, je". La madre de Caro se pone de pie en signo de atención, ella quiere que su hija elija con seguridad. Detras, su amigo Guillermo mira alguna página de tenis.

"Pero vos dejala tranquila...", insiste Edu, para luego preguntar: -¿Vos hiciste el curso ese..., de vocación?, y ante la respuesta afirmativa insiste: "Entonces dejala -mirando a la madre- la que tiene que elejir es ella, no vos".


Despues, ya ante la arremetida de la madre de Caro y Guillermo se puso a hablar sobre la situación de sus perros: "La blackie esta bien, bah, bien para un perro de diecisiete años, y el perro de Matías (su hijo mayor) está con Hash, que tuvo once cachorritos, en la casa de Pato (el del medio) y cada tanto se escapa, pero Mati lo adiestra a palazos cuando vuelva de Corrientes.
Asi estan las cosas para Caro, todos la aconsejan, pero automáticamente se distraen y olvidan su difícil desafío.

miércoles, 8 de febrero de 2006

ÚTILES E INÚTILES

Vi hace unos días en un escritorio un cuaderno de tapa dura azul, forrado con el famoso "papel araña" que hacía mucho tiempo que no veía, cosa que trajo varios recuerdos del cajón de los útiles perdidos, tal es el caso de la guerra eterna entre las hojas Rivadavia y las frágiles Gloria, que eran casi transparentes y en las que no se podía"borrar y volver a escribir". Tampoco supe más nada de la gigantesca lápicera que tenía mil colores y uno podía elegir apretando un botón, o las cartucheras con combinación tan difíciles de averiguar, o aquellas que llegaban a tener hasta cuatro pisos y se ponían los lápices tras un elástico que en muchas ocasiones se rompía de nada por lo que quedaban diseminados ahi dentro.
Despues vinieron los tiempos más sofisticados, con cartucheras de botones automáticos que tenían cajoncitos para la goma de borrar, sacapuntas y hasta brújula.

Lo vi recientemente a Beltran (en medio de este revival de útiles), quien está en la disyuntiva sobre el lugar en el que vive y va de su casa familiar hacia su flamante departamento al que él llama "bunker". En un principio me pareció simpática tal apreciación, pero con el correr de la charla y una vez en él, me fui dando cuenta que él realmente cree que se trata de un bunker, y admito que de a ratos yo tambien sentí esa misma sensación.
Acodado en la mesa del comedor, la cual bajo un vidrio muestra un mapa de Europa y rodeado de cientos de estos de grandes escalas como uno de la República Checa, Beltran comenzó a hablarme de la Revolución que planeaba, abriendo los ojos en forma convincente y acaparando mi atención. Me contó de su intención de lograr la independencia de la ciudad de Rosario, y la posibilidad de bombardear los canales de televisión de Buenos Aires que generan una conciencia que no corresponde a las regiones que llega, al punto de hacer perder algunos signos de identidad. El ejemplo -burdo pero acorde- es el del fútbol, ¿cómo puede ser que un pibe de Bigand, me venga a hablar de pasión por Boca?, no eso asi no va. Y esto puede llevarse a otras asignaturas.
Beltran siguió hablando por horas en su bunker y fiel a nuestra costumbre, no quedamos en nada.

Quise hacer unos alegres dibujitos del profeta Mahoma, pero como no me funciona el paint, me ahorré, tal vez, una desgracia.
Jodidos, los musulmanes, y muy claritos, "¿a vos me haces un dibujito?, mirá ahora cómo te dinamito", no se bien cuales son las razones pero esta gente me despierta una cierta simpatía.

Despues me aboqué a la lectura y me enteré en detalle de la lucha del Che en el Congo, ¿alguien sabe que carajo fue a hacer ahi?, la verdad que me llené de una historia digna de un sketch de esos programas de humor absurdo, y ante tanta confusión, volví al bunker.
Ahi estaba Beltran enmarañado de mapas.
-Bel, lo del Che, en el congo no tiene nada que ver...
- Ja, ja ja, hijo de puta, mirá con lo que me salis, eso pasó hace mil años.
- Si, tenés razón no tiene nada que ver.
Seguimos hablando y en eso surgió el tema del fondo de desempleo que cobra a través del estado frances.
- Bel, pero eso el Che no lo hubiera hecho, le recriminé.
- No se..., de todas maneras no tiene nada que ver.., además ¿vos te pensas que yo me comparo con el Che?, sonrió irónicamente. - Mirá, Guille, yo en este momento me creo Robin Hood, porque le saco a un estado rico, no para gastarlo en su país como ellos pretenden, sino para gastarlo acá, entre los pobres. Vó te pensas que ellos te van a regalar algo?, nooo, a mi me recortaban del sueldo como seiscientos euros, esos hijos de puta no te regalan nada, además le saco a uno de los estados más imperialistas del mundo, acá despues de España y Estados Unidos, debe ser el que más empresas tiene.
-.....
- Sinceramente, yo ahora me creo Robin Hood.
Me lo dijo a secas, y con el mismo tono de convencimiento con el que horas atrás aseguraba tener un bunker y ser Adolf Hitler.
Lo que más admiro en él es su seguridad.
Definitivamente para mi ya era Robin Hood, y estoy seguro que estaba sintiendo a Rosario como su tierra del nunca jamás.