viernes, 29 de junio de 2007

VORAZMENTE

La imagen era tan desgarradora como los colmillos filosos de aquellos cinco perros Rotwailler negros como la tempestad clavados en la carne, abatiéndose en un duelo de hocicos para llevarse la tajada más grande.
Gruñían haciendo temblar la tierra y masticaban con los ojos atentos a que no se acercara nadie más a la presa.
Hacía rato que no había llanto, la carne blanda estaba resignada a ser devorada.
Sólo dejaron los pañales, restos diminutos de huesos y el cochecito como testigo de aquel indefenso bebé.

DESFILE DE LOCURA

Estaba en la Distinción de Rondeau y Vila tomando un capuccino con Etelmira, pegados a la ventana que da al boulevard.
Etelvira dejo el pocillo después de dar un sorbo y me tomó una mano dentro de las dos suyas, apretándome con fuerza.
Vamos camino a transformarnos en robots -me dijo.
Yo me quedé en silencio, ella rara vez fallaba en sus pronósticos.
Había hecho un curso de Tarot con Ludovica hace unos años y con los conocimientos que había adquirido permanentemente me sorprendía con sus presagios.
No llegué a responder cuando apareció Segismundo abriendo toscamente la puerta de vidrio,a los gritos.
- Está viniendo Kirjner, está viniendo Kirjner....
La gente que estaba en las mesas lo miraba como a un loco que estaba fuera de si. Es que eso es lo que parecía.
Me puso incomoda la situación, los mozos lo tomaron de los brazos para hecharlo, Segismundo seguía pregonando sobre la presencia del presidente.
Etelmira volvió a tomarme la mano y me dijo: - Tiene razón.
Al cabo de unos minutos apareció Néstor caminando por la vereda, devolviendo el saludo de la gente que pasaba en colectivo y autos. Una lluvia de papelitos blancos le innundó el sobretodo. Al llegar a la esquina ayudó a un ciego a cruzar y después siguió caminando por la vereda hasta que nuestra ventana lo perdió.
Segismundo dejó de gritar. Todos en la Distinción estábamos conmovidos a excepción de Etelmira quien se acomodaba los lentes y leía el horóscopo.
Me sequé los labios con una servilleta de papel y volví la vista hacia afuera. Los autos seguían veloces.
Al rato volvió a interrumpir Segismundo.
- El papa móvil, viene el papa móvil...
Esta vez nadie lo miró extrañado, es más todos los que estábamos adentro de la panadería salimos a la calle.
Y fue así, desde lejos vimos una procesión de gente por el medio del boulevar, por la vía rápida. Y ahí venía el papa móvil secundado por motos y patrulleros.
La gente saludaba con pequeñas banderas argentinas de plástico. Segismundo con cara de loco (podría no haber repetido el adjetivo poniendo desquiciado pero no cuadraría para describirlo mejor) se resfregaba las manos, los dientes se le salían mordiendose el labio inferior, chorreando saliva. -¿Vite, vite?....¿vite, Willy?-me dijo mientras el papa móvil -sin Juan Pablo, que había muerto si es que los papas mueren- pasaba delante nuestro.
Regresé a mi lugar en la mesa, Etelmira seguía con el horóscopo. Creo que ni se inmutó ante el papa móvil. La gente volvió jubilosa, ruiseña, sin poder creer lo que acaban de ver.
No le hice ningún comentario porque sabía que le molestaba que la interrumpiesen cuando leía el diario.
En un momento se balanceó hacia un costado, levantando una pompa (mueve la pompompa) y se rajó un pedo. La cabeza se me escapó del cuello, quedando tendida hacia adelante como un avestruz que saca el cogote, buscando una respuesta a esa pérdida, a esa flatulencia imprudente.
Pero Etelvira siguió sin mosquearse, mojó un dedo y pasó la hoja.
Estaba por pedir la cuenta cuando por tercera y última vez apareció Segismundo con otra noticia a los gritos.
- ¡¡¡Ahi viene Jesucristo, ahi viene jesucristo!!!!.
Todos aboslutamente todos, empleados y clientes dejaron celulares, billeteras, camperas y demás pertenencias en sus lugares y salieron corriendo al boulevar.
Y era verdad. Jesucristo venía cargando su cruz por le medio del boulevar plagado de heridas, escupiendo sangre, con las costillas al aire y azotado por varios soldados romanos.
La gente desde la vereda pedía piedad. Segismundo se hacía la cruz hiperquinéticamente.
Yo me tocaba el rosario una y otra vez, era un milagro, estaba conmovido. Me brotaban lágrimas de la emoción.
En eso apareció Etelvira con el diario envuelto abajo del brazo que tenía la cartera y envolviendo su obesidad en el uniforme de la prepaga en la que trabajaba. Se paró al lado mío, bostezó y me dijo: Qué día hoy....
Después, mientras el viento helado y grisáceo le movía un mechon que se le escapaba de su cabellera, le hizo señas a un colectivo amarillo fluo, al que luego se subió para marcharse.
Volví a la panadería para pagar e irme. No quería volverme un robot antes de llegar a mi casa.

jueves, 28 de junio de 2007

CRISIS

La noticia causó revuelo por lo impactante. Los habitantentes del cordón de Tupungato, del gran Tupungato comen Hamsters.
Asi los mostró las cámaras de televisión, faenando este inocente animalito, o colgándolos de una soga.

"Nosotro comemo` jamter"- dijo Dora, 63 años, jubilada.
"Que queré que hagamo` tenemo` una miseria de pensión", agregó luego.
Atilio abría con suma habilidad un hamster en dos, con una cuchilla que cuatriplicaba el tamaño del animal. Después de sacarle las vísceras se lo mandó de una, crudo. "Es más proteínico", acotó. "Si lo comes sin cocinarlo tiene más vitaminas".
Doris, quien vive en Tupunganto desde el año 83 se despachó: "Lo que ganamos no nos alcanza para nada, es una limosna, una verguenza, yo le pido a los del gobierno que tengan un poco de consideración, y se acuerden que Tupungato queda adentro del país".
Oscar, orfebre desempleado, se adelantó al micrófono y contó, con su hijo de 25 años que lloraba en sus brazos, "mire la cara de esta criatura, mire como esta, tuvimos que comernos a Hamyi, nuestra mascota, lo agarramos cuando estaba en la rueda divirtiéndolo, a usted le parece, es que se si no lo comíamos ahí se lo comía el gordo Batista, nuestro vecino, que lo teníamos dándole mazazos del otro lado de la medianera para entrar y comerse nuestro hamster, esto asi no da para más".
Consultado acerca del porque no hacian como en otros lugares en los que se comían a los gatos, Héctor Santolere dijo: "no se puede, acá, en Tupungato ese animal es sagrado".
Acerca del inminente apodo de "come-hamster", desenlace inevitable en los cánticos futboleros a modo de sorna, Eleudoro adujo: "Mirá si me voy a preocupar por esas sandeces, yo lo sigo a Deportivo Tupungato a donde sea y no me importa nada, es más si me gastan, les voy a decir que si, que tomo vino y como hamster, ¿y qué?".

Asi estan dadas las cosas para estos habitantes de un pequeño pueblo del interior del país golpeado por la crisis.

LAS TRAVESURAS INESPERADAS DE WILLY. HOY: K-FIERO


miércoles, 27 de junio de 2007

VIAJEROS. HOY: BELTRAN VA A LAS TERMAS DE COLON

"Una buena inmersión en las aguas termales vigoriza el espíritu, estimula la piel y te relaja, se los recomiendo a todos los que, como yo, estan permanentemente estresados por la velocidad, la vorágine y la locura en que vivimos" "Aqui estoy con Mary Jane, mi prometida, con ella vinimos a este condado en el que no solo disfrutamos de los baños termales, sino que tenemos una vista preferencial. Por la tarde, no hay nada más bello que jinetear a la vera del río. Yo soy un sheriff de la pasión"

Les mando un abrazo, sigan mis consejos, les aseguro que mejorarán su calidad de vida.

martes, 26 de junio de 2007

TOP QUINCE DE COSAS QUE HACE MUCHO QUE NO HACES

1- Guardar un boleto capicúa.

2- Leer el horóscopo del chicle Bazooka.

3- Hacerte el jopo con jabón.

4- Decir "me pegué un jabón bárbaro" en vez de "me pegué un cagazo bárbaro".

5- Ver algún nene andando en bicicleta con rueditas.

6- Ver bichitos de luz y/o "panaderos"

7- Armar una guerra de "venenitos"

8- Disparar una pistola con cebitas.

9- Clavarte un Tatín.

10- Pensar en Vanrell como la alternativa de cambio.

11- Meterte en una casita de cartón que tenían las nenas para jugar.

12- Ir al cine El cairo (nota: según idea de mi amigo Tomás San Roman hay que demolerlO y en su lugar poner un Mac Donalds).

13- Decir "Scooby-duby-do".

14- Admitir que te equivocas.

15- Pensar en Antonio Cafiero como un tipo fachero.

Cordiales Willy saludos para todos.

lunes, 25 de junio de 2007

TÁCTICA Y ESTRATEGIA

De Sumatra me fui a Borneo.
Pasé por Alaska y de ahí a Gobi.
Estuve por California y jamás fui a Cuba.
Tiré con uno, con dos y con tres.
Me hice el continente y pasé tropas.
Saqué tarjeta e hice canje.
Fui azul, amarillo, verde, rojo y rosa.
Saqué tres unos.
Saqué tres seis.
Y se pasó mucho el tiempo.
Y seguimos jugando al T.E.G.

viernes, 22 de junio de 2007

LAS BURBUJAS


Cuando me di vuelta ya no estaba más, se había encerrado en su burbuja para irse volando.
No habíamos hablado mucho, más bien fui su oyente, el oyente de su monólogo de su "yoísmo", de sus problemas, de sus planteos, de sus proyectos, de sus virtudes, de sus defectos, de sus logros, de sus anhelos, de sus mujeres, de sus negocios, de su trabajo, de su romance, de su salud, de su política, de su estudio, de sus depresiones, de él mismo.
Y cuando la burbuja se lo llevaba por el aire yo me quedé mirando un largo rato como se perdía entre las estrellas y la luna.
Y me sentí tan bien estando solo que abrí la puerta de mi burbuja y me senté en canastita a descansar.

Guille M.

jueves, 21 de junio de 2007

LOS CAMINOS DE LA VIDA

ALCOHOLISMO + ALCOHOL Y FALOPA + ALCOHOL Y MÁS FALOPA + ALCOHOL Y MUCHA MÁS FALOPA = PASTOR EVANGELISTA.

Vos elegis.

jueves, 14 de junio de 2007

CINE

Esta es una lista de películas que se me vienen en este momento a la cabeza, el género es muy variado y el orden no tiene implicancia. La división está hecha entre nacionales y extranjeras.

De por ahí:

1- Atrapado sin salida.

2- Tiempos violentos.

3- La historia sin fin.

4- Laberinto.

5- Flores rotas.

6- La caída.

7- El laberinto del fauno.

8- La hora 25.

9- American X.

10- Transamérica.

11- Volver.

12- Hable con ella.

13- El resplandor.

14- Kill Bill vol. 1.

15- Kill Bill vol. 2

16- La habitación del niño.

17- La terapia del placer.

18- Carandirú.

19- Ciudad de dios.

20- Mente brillante.

21- Sexto sentido.

22- Sid & Nancy

De acá:

1- El camino de San Diego.

2- Luna de Avellaneda.

3- El perro.

4- Historias Mínimas.

5- Nueve reinas.

6-Cara de queso.

7- Esperando la carroza.

8- El asadito.

9- Rosarigasinos.

10- La suerte está hechada.

11- Tiempo de valientes.

12- El hijo de la novia.

13- El aura.

La opinión de especialistas:

Elsa (26 años): "De las cómicas muero por Shangai kid y muero por Los piratas del caribe, tambien me gustó Claroscuro que es excelente y recomiendo mirar"

Lucas García (22 años): "V de venganza, El padrino y El gran pez aunque me quedan muchas por ver." (Nota: El regatín omitió ponerlas en su lista)

Nn (26 años, no quiso dar el nombre por temor a los comentarios): "Uf un montón, las de la guerra de las galaxias, cualquiera de James Bond..."

Evelyn (24 años): "No se, no se me viene nada ahora...., Patch Adams...., no soy muy del cine".




Sergio Denis (Cara de queso) no contribuyó tanto al cine como Nicholson o Puig, pero siempre me cayó muy simpático y por eso uno de los equipos de fútbol en los que jugué se llamó "Los herederos de Sergio Denis" en su honor.


miércoles, 13 de junio de 2007

KIRCHNER ARMÓ EL SELECCIONADO DE LAS PROVINCIAS

1- Tierra del fuego, en el arco, bien al fondo de todo.
2-Corrientes, un zaguero fuerte y aguerrido.
3- Neuquén, lateral veloz.
4-Jujuy, marcador de punta, con poca proyección.
5- Córdoba, en el centro recuperando la posesión del balón.
6-Misiones, el otro central, un poco más ágil. Va bien de arriba.
7- Santa Fe, "la bota", el wing derecho. Veloz que tira el centro desde su costado.
8- Mendoza, carrilero por el este ( por la derecha viendo el mapa al revés).
9-Entre Ríos, no tiene mucho gol pero aguanta bien la pelota.
10- Buenos Aires, distribuye el juego.
11- Salta, el morocho corpulento es la opción por la izquierda.

Suplentes.

12- Tucuman, arquero flaco, cuando saque un poco de cuerpo va a pelear el puesto.
13-Chaco, joven defensor, tambien con problemas de crecimiento.
14-La pampa, no tiene mucho, pero es la opción en el centro.
15-La niña bonita.
16-Santa Cruz, es el hijo del técnico, en algún lado tenía que figurar.

D.t. Néstor.
Ayudante de campo: Alberto Fernandez.
P.f.: El gordo Gines García.

Capital Federal iba a ser el centrodelantero pero no fue habilitado por la Fifa.
Néstor avisó que las provincias no convocadas siguen siendo observadas.

viernes, 8 de junio de 2007

miércoles, 6 de junio de 2007

LOS GOLPECITOS

Me acuerdo de esa época porque yo todos los martes miraba El pulpo negro, la atemorizante creación de Narcizo Ibañez Menta, y se me hacía difícil conciliar el sueño cuando terminaba el programa a las doce de la noche -antes ese horario era tardísimo- entonces me tapaba del todo y la imagen del pulpo avanzando al final del programa con la música terrorífica se me colaba por debajo de la frazada y me hacía temblar los pies. Después venía Pausa para el diálogo y antes de que empezara yo saltaba automáticamente de la cama y apagaba el televisor ya que el cura hablando de noche con la música de iglesia me producía escozor aunque este no era comparable con el que me provocaba la serie.
Entonces ahí quedaba yo en el silencio del departamento con la mezcla de miedos por la programación. Y fue uno de esos martes de invierno que escuché unos golpecitos en el techo.
Primero pensé que el vecino de arriba estaba moviendo unos muebles.
Después me di cuenta de que los golpes eran rítmicos y en un atisbo pude descifrar que buscaban respuesta en el famoso "tapa-tapita". No tenía dudas de que se trataba algún niño que estaba jugando. Lo único que me causaba sospecha era la hora en que realizaba sus juegos ya que como aclaré antes en los ochenta no era como ahora que los pendejos se quedan viendo televisión hasta la una de la mañana viendo minas en pelotas bailando con un caño. En esa época el topo gigio y Berugo Carambula te mandaban a dormir a las diez de la noche y no había reproche. Pero como nunca faltaba el pequeño desvelado no desestimé esa posibilidad. Encima yo, a excepción de Chiche, la vecina de mi piso, no conocía a nadie más en todo el edificio.
Al cabo de un rato los ruidos cesaron o yo me dormí con ellos y sólo volví a escucharlos recién el siguiente martes. Durante ese período en el que me planteé las características del potencial autor de los golpecitos no descarté que se tratara de algún estudiante hinchapelotas de los que nunca faltan y hacen quilombo hasta cualquier hora.
Luego de tres martes seguidos del golpeteos comencé a tomarlos como costumbre, y la verdad es que no me molestaban para nada, al contrario, me hacían compañía cuando terminaba El pulpo negro y yo temblaba de miedo con la única protección de la frazada. Solo tenía que apagar el televisor y esperar unos minutos para que el concierto de golpecitos diera comienzo.Una vez me decidí y contesté el "tapatapita", fue cuando estaba en el baño, porque siempre que lo oía me agarraba en la cama y no quería salir a responder por el frío. Además con la bolsa de agua caliente se magnificaba la brecha térmica al bajar de la cama para caminar por el helado parquet en medias. Entonces tomé la escoba y retruqué con el “ta-pón” y al instante llegó el silencio.
Por más que les parezca de locos me molestó que no siguiera, o sea, al revés que cualquier vecino, yo quería que hagan ruido a la noche porque como les dije, me sentía acompañado en mi temor. Por eso pregunté con la escoba con el "tapatapita" y el “ta-pón" del techo me devolvió la calma. Efectivamente no estaba solo.
De esa manera pasé la mayoría de los martes invernales del año 1987, hablando a los golpecitos con un vecino que no conocía.
Una vez me decidí a tocar la puerta en el décimo piso A, el departamento que estaba arriba del mío, el cual eral el último antes de la terraza, pero no encontré a nadie. Fue un día a las ocho de la noche cuando regresé de la oficina.
La segunda vez que intenté ubicar a mi vecino fue un martes, que era el día que a la noche estaba con seguridad. Subí en dos ocasiones para saludarlo, primero ni bien llegué y después antes de que empezara la serie, pero fue en vano, tampoco estaba.
Al otro día, temprano antes de ir a trabajar pasé nuevamente, y toqué suavemente la puerta con un "tapatapita" sin obtener respuesta. No quise precipitarme con el llamado porque tal vez podía interrumpir su descanso. Evidentemente teníamos horarios dispares, por eso le dejé una notita por abajo de la puerta invitándolo a que pasara a saludarme cuando quisiera.
A la noche, cuando apenas había arribado a mi casa y acomodaba el saco en una silla tocaron la puerta, la que abrí pensando que era Chiche en busca de un poco de azúcar como siempre ratoneaba. Para mi grata sorpresa se trataba de mi compañero de golpes, a quien al fin pude conocer, un muchachito que no superaba los siete años, vestido con un uniforme colegial de corbata azul y roja, saco beige y pantalones tres cuartos grises. Parecía un muñeco. El ladilla se río como un pequeño diablo que ocultaba una travesura a sus padres.
No respondió cuando le pregunté si él era quien golpeaba y me devolvió la nota que yo había dejado en la mañana.Me agaché para estar a su altura y me comprometí en no decirle nada a su mamá, evidenciando que yo era su cómplice.El pendejo se volvió a reír y se fue corriendo por el pasillo con su corte taza. Lo perdí cuando tomó la escalera para subir. Hice un bollo con el papel y prendí la hornalla para cocinar. Me sentía un niño por aquel juego inocente.
Unos días después le comenté a Chiche cuando la crucé con las bolsas volviendo de El Tigre, lo que me venía pasando con el pequeño vecino.
Ella me miró extrañada cerrando el ascensor y jamás voy a olvidarme sus palabras quitándole credibilidad a mi historia "ay willy, willy, vos y tus ocurrencias...".
Cuando notó que yo se lo reafirmé sin hacer ni una mueca, desestimó la opción de que se tratara de uno de mis habituales chistes.
- ¿Vos sabes lo que pasó en ese departamento?, me dijo apoyando las bolsas en el piso, sacando las llaves.
- No, ni idea, -respondí intrigado.
- ¿No te acordás del tipo que mató a su mujer y al hijo y se suicidó hace unos años...?, salió por todos lados.
- No, no sabía nada, no vivía en Rosario -dudé.
-Fue un caso muy conocido, el tipo llegó a la casa, durmió al hijo con pastillas y lo mató de un escopetazo, después mató a su esposa y después se sentó en la ventana y se pegó un tiro que lo tumbó al vacío.
- No me digas.... – respondí asombrado.
- Si, de no creer, vos no sabes lo que fue acá. Todos los días venían de la policía, si hasta me tomaron declaración a mi.
Un sudor frío me recorrió el cuerpo. Chiche hablaba enfáticamente:- Parece que la mujer le metía los cuernos cuando se iba al laburo, delante del hijo y todo y este llegó una vez medio rayado y armó el desastre.
- No te lo puedo creer...., ¿y no te da miedo pensar en todo eso?
- Y... al principio si, me acuerdo que venía Rosita, la del quinto y por ahí me hacía compañía, la verdad que costó volver a acostumbrarse al ritmo normal, pero...., en algún lugar hay que vivir.
- ¿Y nunca más vivió alguien ahí?
- No. Nunca más, se llevaron todos los muebles y lo pusieron a la venta.
- Pero estas segura que no vive más nadie, mira que los golpes eran de verdad, y vino un nene a devolverme la nota que yo dejé...

Chiche no dijo más nada y me dejó hablando solo, vi su gesto hundiendo los labios mientras cerraba la puerta desacreditando mis palabras.
Esa misma noche hice un bolso rápido y me fui a dormir a lo de un amigo de Pergamino, a donde viajé el fin de semana y le comenté a mi familia mi deseo de rescindir el contrato de alquiler, acto que consumé el martes de la semana siguiente.

Guille M.

viernes, 1 de junio de 2007

COMO SERIA EL MUNDO SIN TINELLI


LA CANASTA BÁSICA


UN POCO DE AIRE FRESCO




Después de las últimas publicaciones necesitábamos ventilar un poco el regatín porque entre la foto de un amigo en calzoncillos, la cara de Carlos y la provisoria por el día de San Fifo (patrono de la violencia) que no puedo sacar hasta su cumpleaños , daba sensación a encierro, por eso estimados lectores creo que con estas fotos aireamos un poco.