jueves, 28 de agosto de 2008

CUENTOS PARA NO IRSE A DORMIR




Hoy me dieron la primer tanda de libros.
"Cuentos para no irse a dormir" vendría a ser algo así como el primer libro oficial de El Regatín.
Allí van a encontrar 41 cuentos muy diversos.
Espero que les guste, la verdad es que la ansiedad de que saliera me mataba, quienes me conocen saben que estoy hace rato con este asunto.

Por el momento estoy haciendo la distribución de manera personal, si te interesa tenerlo enviame un mail a wyudp77@hotmail.com y te lo acerco.
En unos días va a estar en librerias.

¡Saludos!


Guille M.

www.cuentosparanoirseadormir.blogspot.com

miércoles, 27 de agosto de 2008

miércoles, 20 de agosto de 2008

PERDIDOS EN EL SPACIO

Andrea tenía el pelo mojado la tarde en que caminábamos sin pensar en nada.
De entre los árboles se filtraban los rayos de sol que nos daba en la cara.
Ella se reía de cualquier cosa que yo decía.
Era lindo ver cuando se reía, eran muy lindas sus tetas.
Cuando llegamos a su casa, nos esperaba su padre, con los brazos en la espalda y las manos entrelazadas.
Su papá era un panzón que usaba joggings y no se reía como lo hacía Andrea. Igual tenía gestos leves de amabilidad.
En esa ocasión me saludó y me invitó a pasar a su casa para tomar mate y comer facturas.
Accedí con gusto, mientras Andrea ingresaba luego de saludar babosamente en la mejilla barbuda de su viejo.

-¿Qué vas a hacer cuando seas grande? - tiró Don Alberto, una vez acomodados en el comedor mientras la azúcar del vigilante se le escurría en las comisuras.
-Astronauta.
- Ja ja ja ja -no pudo evitar reírse el viejo puto ese, pegando fuertemente en la mesa de madera para agregar: - ¿Escuchaste Tita?..., el pibe quiere ser astronauta.
Andrea se sonrojó apenas, Tita dejó de secar los platos y me miró sonriente, también.
-¿Y dónde vas a estudiar para ser astronauta? -dijo Don Alberto, algo más serio.
- En la Nasa.
- ¿Y qué dice tu familia sobre esto?.
- Me apoyan.
- ¡La puta!...-dijo mirando el techo.

Don Alberto siguió cebando mates y después se quedó conversando con Tita cuando me fui al cuarto de Andrea, al fin y al cabo eso era lo único que me interesaba, aunque era conciente de que jamás pasaría algo.
Ella ponía música de las Spice Girls y me contaba cosas sobre sus amigas que poco me importaban. Yo me hacía el intelectual y hablaba sobre la vida.

-Disculpalo a mi viejo, él es asi - me dijo como haciéndose cargo de la reacción de Don Alberto ante el comentario sobre mi futuro.
- Está bien, no te preocupes, no escapa a la reacción de la mayoría.
- Vos también...queriendo ser astronauta.
- Es difícil, lo sé, pero que querés que le diga, es la verdad.
- ¿En serio querés ser astronauta?
- Por supuesto. Qué querés que elija, ¿ser abogado?...¿empleado bancario?...¿eso querés?.. Ni loco. Yo quiero ser astronauta, quiero ir a la luna.
- Qué lindo ir a la luna... -dijo Andrea, con epxresión de anhelo mirando el techo, tal como lo había hecho Don Alberto al insultar mi precoz adolescencia.
- Nada es imposible. Si uno realmente quiere algo, lo puede conseguir, no tengo dudas de eso.
- Yo quiero volar.
- Podés subirte a una nave, a un avión.
- Y si quiero ser millonaria, eso sería imposible.
- En absoluto. Si vos realmente lo querés ser lo lograrías, el tema está en que tiene que nacer de muy adentro tuyo, de modo tal que muevas fuerzas internas que unidas logren que coincidan una serie de situaciones de las cuales te van a dar las chances para que vos lo seas. Si querés ser millonaria podés serlo.
- Mmmmm.
- Es así. Otra cosa muy distinta es que vos no quieras serlo. Claro que la inmensa mayoría de las personas te va a decir que quiere ser millonaria, pero el tema es cuantos de esa inmensa mayoría realmente lo quieren ser y desempeñan un rol activo de manera tal que se le presente la chance de conseguirlo.
- No creo que sea tan así porque por más que lo intentes podés fracasar.
- De eso se trata un poco la vida también, pero insisto, si fracasás es porque realmente no lo querías.
- Es muy fácil tu postura porque en el caso que luego de intentarlo y de que los propósitos no se logren desembocando en un fracaso vos resumís todo diciendo que "intermanmente no lo querías ser".
- Mirá, vamos a un ejemplo práctico, ¿vos realmente querés ser millonaria?.
- ¡Por supuesto!.
- ¿Y qué carajo hiciste hoy para ello?...¿jugaste al quini?, ¿planeaste robar un banco?.
- Jajajaja -sonrió tan hemosa que me hizo olvidar de mi idealismo.

Esa tarde me quedé viendo fotos. Me costaba no detenerme en las que ella aparecía en bikini con sus amigas. Siempre fui bueno en eso de hacerme el boludo.

Las tardes en la casa de Andre un día se terminaron.
No recuerdo exactamente el porqué. En realidad no hubo un suceso puntual, algo trascendental por lo cual dejé de visitarla y de verla. Es que la última vez que uno va a un lugar lo hace de manera inconsciente. Uno nunca sabe que es la última.

La vida fue pasando y nos llevó por caminos distintos cuando terminamos la secundaria. Andrea dio vueltas por varias carreras hasta que al final se recibió de diseñadora gráfica.
Hasta donde sé está muy de novia y trabaja en una empresa que no tiene nada que ver con lo que ella se recibió.
A Andrea se la han volteado varios. Muchos.Incluso, con cara de mucho más pelotudo que la mía.
Son cosas de la vida.
A veces pienso si realmente yo quise estar con ella.
De la misma manera que me planteo si alguna vez quise ser astronauta, porque esto de la venta de automóviles, nada tiene que ver con el espacio, salvo por algún que otro fiat que me cae.
Tal vez el viejo puto ese de Don Albeto tenía razón al mofarse de mi convicción. Tal vez.

Guille M.

ARGENTIWO JIMA


Esta foto corresponde a la segunda guerra mundial y ganó el premio Pullitzer. En la misma puede verse a un grupo de marines de EEUU izando la bandera en un monte tras la batalla en Iwojima.
Iwojima es una isla de Japón, la cual era un sitio estratégico para la contienda de ese entonces.


A continuación, la versión criolla del combate:

- Eeeeh, puto, miren la cámara loco, ehhh ¡aguante la bersuit!


-Eh botón, ¿no queré mirá?...¡ahora te empomo!


Fotomentaje realizado durante el cumpleaños del arquitecto Alejandro Oscar Perez.
Idea: El Pillo.
Foto: Willy.
Actores (de izquierda a derecha: El pillo, Chechu, Sapa y Chispa.

Una vez más El Regatín y el arte se dan la mano.

Saludos.

viernes, 15 de agosto de 2008

LA ARGENTINIDAD AL PALO




10-08-2008, 13.30 Hs. Moreno y Wheelrihgt. Cinco personas arriba de una moto. La patente es de cartón.

viernes, 8 de agosto de 2008

EL REGATIN EN PARIS



En la imagen Facu y Pucho durante el reciente viaje que hicieron por Europa.
En un momento se acordaron del Regatín y salió esta foto.
Gracias.

jueves, 7 de agosto de 2008

LA COLACIÓN

Caminábamos por Mitre, saliendo de la Plaza de la Cooperación. Tanto el viernes como el año llegaban a su fin. Hacía calor, por eso el uniforme de verano, las chombas blancas y los jumpers celestes.
Hablaba con Brenda y con Georgina y al pasar hice una apreciación que había escuchado alguna vez y repetí cómo loro.
-Parece de portera ese uniforme, el de invierno es mucho más lindo -Brenda sonrió. Me sentí un pelotudo, tal vez el colegio me había inducido a tener ese tipo de frases estúpidas.
-¿Seguís escuchando Attaque? -me dijo Geor.
- Por supuesto -asentí con firmeza para luego repreguntar:
- Si lo escuché todos estos años ¿por qué lo voy a dejar de hacer ahora?...además, ¿cúantos años más puedo vivir?...diez más, ponéle hasta los cuarenta y siete.
- ¿Tan poco pensás vivir?.
- ¿Y para qué quiero vivir más?..¿vos pensás vivir hasta los ochenta años?.
- Si -contestó Georgina mientras llegábamos a la puerta en donde iba a hacerse el acto de colación.

Habían pasado veinte años desde el final de la secundaria para nosotros. Y allí estábamos nuevamente para repetir el mismo acto, con treinta y siete o treinta y seis años, el mismo grupo se prestaba a una nueva colación debido a que "se había producido un error, el cual querían enmendar".
Yo sabía de que podía tratarse ese eror, pero me llamé a silencio. Con las miradas cruzadas y cómplices entendí que quienes habían estado involucrado en el tema de los Desaparecidos sentían lo mismo que yo, el temor a la verguenza, a ser puestos en evidencia en público.

Subimos las escaleras de la casa antigua y nos dirijimos a la terraza, la cual estaba dividida en tres. En la primera parte había un acto de otro colegio. En el medio estábamos nosotros, en donde había un escenario con una mesa y debajo unas veinte sillas de plástico. A un costado había una entrada a una cancha de fúbtol donde unos chicos jugaban.
Me sorprendió la gran cantidad de medios que fueron a cubrir el evento.

Por suerte Franco me salvó, mejor dicho puso las cosas en su lugar, se animó a hacer lo correcto.
Hoy volví a ver por TN lo que pasó cuando lo llamaron, habló y no dejó hablar.
Es que la señora de cabello rojizo y cara de hija de puta pensó que iba a salirse con la suya. Pero no fue así.
Franco subió en cuero, y cuando la vieja le preguntó "a ver que me vas a decir del tema de los...", él la interrumpió, le sacó el micrófono y le dijo:
- Vieja de mierda, ahora me venís a hablar vos de moral...¡con todo lo que hiciste!. No tenés verguenza -Franco hablaba en un tono sereno y casi apagado- ahora te podés ir bien a la reconcha de tu madre....
Dio una pitada de su cigarrillo y tiró una bocananda de humo ante el micrófono. Después se puso de pie mientras el auditorio aplaudía y se marchó dándole la espalda a la vieja, diciendo: "rock, rock, rock...", acompañado de gestos karatekas que hacía con sus manos.
Desde atrás me quedé viendo su imagen. Fue sensacional.

Muy pocos entendieron lo que había pasado. Sólo quienes sosteníamos la mirada cómplice entendimos de que se trataba.

miércoles, 6 de agosto de 2008