martes, 29 de junio de 2010

DULCE MARIAN PRESENTA SU C.D. EL JUEVES 8 DE JULIO EN EL SÓTANO




JUEVES 8 DE DE JULIO (VIERNES FERIADO)

LUGAR: EL SÓTANO

MOTIVO: RECITAL DE DULCE MARIAN + BACORALES

"LOS PIBES SABEN LO QUE LOS PIBES QUIEREN"


Nos vemos ahí.

lunes, 28 de junio de 2010

RAZA CANALLA


Gonzalo - Pucho, el escribano - Román, el odontólogo - Bruno, el cruel - Lucas, el sapa- El Mono Gomez- Nelson - Raúl G. - Seba C. - Blito - Chispa - Polémica- Pillo- Fifo - Perilla - Pato P - Eduardo (es peronista) - Emiliano (Perro de Playa) - Chueco- Paulas - Checho - Facu y Oscar - Colo? - Beltrán?????? - Anita y Luz - Julio, "el médico de la fertilización" + Diego + Ramiro- Carlitos y Rama - Joel y Chuki- Los Pibes del Portón- Zona 84 -Bar H20- El Puente Canaya -Peña Canaya del Seguro y muchísimos (pero muchísimos eh?) más.

Acá está lo mejor para Central y pase lo que pase este domingo siempre va a estar apoyando como corresponde.

viernes, 25 de junio de 2010

LA ÚLTIMA NAVIDAD

LA ÚLTIMA NAVIDAD

La última navidad fue distinta a todas las otras ya que las diferencias estaban aún más marcadas entre nosotros y la muerte había hecho lo suyo.
Nunca olvidaré la cara triste de Oswald, la mirada sobre la ventana y la nieve cayendo sobre el páramo.
Oswald servía una y otra vez del ron añejo en silencio total, en un ostracismo escalofriante el cual era imposible interferir.
“Lo que nos hizo papá” –murmuró en uno de los tantos minutos iguales de aquella noche de navidad.- “Lo que nos hizo papá no tiene perdón”, añadió.
- Ya está, ya pasó, nos dejó y hay que aceptar la realidad –contestó Brad mirando el hogar que encandilaba con fuego, consumiendo parte de los pinos que rodeaban la casa.
Yo estaba en el sillón viendo revistas viejas, tratando de tener la mente ocupada, tratando de olvidar lo inolvidable, a la espera de que nada ocurra.
Pasaba las páginas velozmente tratando de escarparle a esa navidad que nos reunía luego del trágico suceso, a sabiendas de que sería la última que nos tendría a los tres juntos porque los tres sabíamos a la perfección que Oswald terminaría suicidándose, sabíamos muy bien que Brad se iría lejos, muy lejos con la prostituta polaca y yo continuaría cuidando los animales, seguiría haciendo lo mismo que hice siempre.
En realidad, y pensándolo bien ahora a la distancia, no sé si ellos estaban muy convencidos de lo que ocurriría pero todo indicaba que las cosas iban a darse de esta manera, y si bien lo de Oswald nunca se aclaró si fue un asesinato o no lo cierto es que nos dejó y que, supongo, al fin puede descansar en paz al haber cesado su sufrimiento.
Oswald con la botella a medio tomar continuaba sirviéndose de aquel ron dejando caer una lágrima caer por su mejilla.
Tiré la revista que tenía en ese momento y proseguí con la otra que me esperaba en la pila.
Brad se acercó a la ventana para mirar la tarde que se marchaba y la nieve que caía con más fuerza haciendo que la visibilidad sea cada vez menor. La casa estaba envuelta en una cortina blanca. Apenas veíamos algo de verde y la noche nos invadía cuando un punto en las tinieblas comenzó a aproximarse.
-¿Papá? – preguntó Oswald al destino, como en un suspiro de ilusión, como no queriendo reconocer lo inevitable, sin aceptar su realidad.
Yo lo escuché murmurar esa pregunta, esa palabra tan fuerte para nosotros, sin levantar la vista. Atento, ahora si, a los artículos de pesca, a la Patagonia, a los lagos y a los lujos que nunca iba a tener.
El tiempo permaneció silencioso. Cada tanto la combustión le sacaba chispas a la leña y el olor a madera creaba una atmósfera de intimidad que consolaba nuestro mísero presente.
¿Papá? –repitió Oswald, moqueando, con los ojos rojos y las lágrimas incontenibles llegando a su boca. Secando sus ojos con los puños de su campera Montagne.
-Viene alguien –dijo Brad y si no fuese por estas palabras de él jamás me hubiese puesto de pie.
Enérgicamente me levanté y acudí a la ventana. Me paré entre ellos dos.
Oswald seguía diciendo “¿Papá?”.
Entre la tormenta de nieve que acechaba se veía la silueta roja de un hombre que se acercaba.
- Ve por el rifle – le dije a Brad sin quitar los ojos del objetivo.
Brad, con el respeto que me tuvo siempre por ser el mayor, ahorró reproches y fue al cuarto donde estaban las armas.
He de admitir, que más allá del respeto, creo que él se vio envalentonado por el alcohol o simplemente por el hecho de tener algo que hacer en esa puta navidad.
Brad tomó la carabina y abrió la puerta de casa dejando entrar la desolación y el desamparo hechos bramido de viento y tempestad.
Oswald dejó por primera vez el vodka y entrelazó sus brazos, encogiéndose por el frío que congelaba los huesos.
El hombre proseguía su camino hacia nosotros pudiéndose distinguir su barba y su gran volumen corporal, un típico leñador de la región de Colorado.
Brad cargó el rifle y le apuntó cuando estaba a pocos metros de distancia nuestra. Oswald había dejado de llorar, supuse que era por haber caído en que aquel hombre gordo no era papá. Yo continuaba al lado suyo mientras Brad lo tenía en la mira.
Cuando el intruso se vio amedrentado por el largo caño que le apuntaba detuvo el tranco y quedó mirando hacia nosotros, estático.
Inspiraba pánico. Sus pómulos eran rojos y saltones, sus ojos eran propios de un lunático y la mitad de su rostro estaba cubierta por una barba larga grisácea.
Cargaba una enorme bolsa, la cual puso a sus pies, mientras miraba desafiante.
Luego se agachó para hurgar dentro de ella, ahí fue cuando le dije a Brad que dispare y aunque él luego haya dicho lo contrario el estampido del rifle sonó antes de mi orden.
Bastó un tiro preciso en el corazón de ese desconocido para que se desplomara en la nieve, para que su gigantesca y pesada figura hiciera un hueco entre la escarchas, para que su rostro bese el frío suelo y un torrente rojo se desparrame por lo blanco.
Bastó ver a ese hombre regordete muerto, junto a una bolsa de la que se escapaban paquetes alegremente envueltos con papeles coloridos y cintas que emulaban moños y firuletes.
Bastó ver una manada de ciervos que tirando un trineo vacío se aproximó a la escena del crimen para oler el occiso y mirarnos incomprendidos.
Bastaron todas estas cosas para saber que esa fue la última navidad que pasamos los tres juntos.

Guillermo Morales

miércoles, 16 de junio de 2010

EL ANÁLISIS DEL MUNDIAL AL CABO DE LA PRIMERA FECHA

El caso de la palabra vuvuzela es el típico ejemplo de repetición que se da con muchos términos.
Desde los medios repiten una y otra vez esta palabra entonces la gente hace lo mismo.
Igual pasa con la frase "de culto", "snob" y miles de términos en inglés. Generalmente los principales difusores son los periodistas y "periodistas" de Capital.
A todo lector de El Regatín que repita entre sus amigos la palabra vuvuzela le sugiero que agarre una corneta (las venden en cualquier negocio de cotillón) y se la meta bien en el orto.
Es corneta, la puta madre, es cor-ne-ta.

El otro tema es el de la pelota Jabulani (en esta caso está bien poner el nombre porque significa que uno está en el palo del fútbol) sobre la cual todos, (pero todos ¿eh?) se quejan. ¿Era tan díficil probar la pelota antes del mundial y que opinen los jugadores de todas las selecciones?.

Hasta ahora el mundial es flojo, eso está a las claras y lo mejor fue el partido de Alemania, todo lo que tenga que ver con Maradona, que siempre es divertido, y algo de Tévez.
También hay que rescatar que no perdieron Uruguay ni Paraguay a quien uno banca. Agregaría a Chile pero es un terreno más discutido.

Es poca probable que Yayo haga reir antes que el mundial termine (Diario del Mundial, medianoche por canal 5 de Rosagasario) al igual que Diego Korol cuyo único recurso son las puteadas o apelar a chuparle las medias a los jugadores.

Mañana juega el segundo partido Argentina en su escalada hacia el objetivo de ser campeona. Sin dudas este es el año de este país. Ya se ganó el Oscar y ahora por ahi hasta se gane el Nobel de la paz.
Es el año del bicentenario y Maradona es el técnico.
No se puede pedir más, está todo dado para que así sea.

G.M.

jueves, 10 de junio de 2010

MSN


Mario Tomás dice:
hola guille
estas
che, viste todo lo que hablamos hace un año fue dicho y hecho
con bianchi no hubiese pasado nunca el ...
que la chupen , camino por el obelisco desnudo
y bilardo dejandose hacer la cola
GRACIAS GRONDONA, por todo esto que nos estas dando
!!!!!

FUERTE RECHAZO EN TODOS LOS PAÍSES HACIA LA MASCOTA DEL MUNDIAL


Desnutrín, nombre de la mascota del mundial hasta ahora no ha sabido ganarse el afecto de los hinchas.
Las ventas de los productos oficiales de Sudáfrica 2010 que la tienen como protagonista hasta ahora no han colmado las expectativas de los vendedores del país organizador de la Copa del Mundo.
Además ha recibido críticas por parte de distintos organismos defensores de los derechos humanos como la ONG AMIGOS PUTANEROS quien pidió que sea sacada cuanto antes del mundial.D
Desnutrín representa al títpico niño africano amante del fútbol

martes, 1 de junio de 2010

"EL QUE NO CANTÓ NO TE ME ACHIQUÉS SI TE METO UN GOL NO VIVIÓ EL MUNDIAL NOVENTA"



Siguiendo con la línea de "el que no" hoy ni bien me levanté a la mañana tuve una revelación cuando me sonaron los primero acordes en la cabeza del himno del mundial noventa. Automáticamente me acordé del estribillo y del cambio jocoso que más de una vez oí o reproducí en boca de amigos. "No te me achiqués, si te meto un gol..".
A la conclusión que llegué es que definitivamente quien no dobló al español de esta forma la letra del himno de ese mundial, no lo vivió.
Oó oó, Oó Oó...

Por G.M.